Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

La noche en que hice como que cocinaba en Eseteveinte

 

El Día del Libro, Manuel Suárez, o Manu, el cocinero de Eseteveinte, mi restaurante favorito de Oviedo, me invitó a participar en el menú a 4 manos que había preparado en su local junto a Ricardo Señorán, de Farragua Restaurante.

 

Manu me propuso presentar La Puta Gastronomía con un plato, y preparó una versión del pollo al ajillo cuya receta cuento en el libro, mezclado con los Langostinos Remartini que prepara mi madre de una forma telescópica y que llevan ajo, guindilla y Martini. Manu guisó unas mollejas de pitu de caleya y mezcló su caldo con otro de langostinos, hasta formar una laguna estigia marrón cuyo sabor reducido te ocupaba toda la boca y parte del alma. Aparte, preparó un carpaccio de langostinos y unos dados con el resultado de mezclar el ajillo con su esencia y con el vermú. Me tocó montar el plato: carpaccio + mollejas + dados + salsa + brotes de cilantro. Una delicia, con una textura divertida en la boca. Como aportación de mi propia mano, puse el pan de la cena: hogaza blanca de masa madre, pan de centeno y miel, y una hogaza con pipas de girasol y huevo según una receta de mi querido Dan Lepard que me encanta. Más la experiencia de participar en una cocina en hora punta. Una noche flipante.

 

 

(Las fotos más chulas son de Cristina Aguilar)

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *